Lee mal, tiene faltas de ortografía y una letra que difícilmente se entiende. Separa unas palabras, junta otras e invierte el orden de las letras que las componen. Y viene el diagnóstico… Dislexia… ¡Pum! De repente, se marca al niño con una etiqueta que implica demasiadas características, necesita salir de clase para recibir apoyo y es candidato a sufrir fracaso escolar. Y los padres, en esta situación, se encuentran ante un aluvión de información que no entienden y que les puede hacer sentir que sea algo que no tenga solución.

La dislexia es una patología amplia y variada que abarca desde dificultades en la lectura y escritura, a la propia comprensión del lenguaje o problemas con las matemáticas. Entonces, ¿Es posible encontrar la calma y un camino concreto a seguir ante esta confluencia de particularidades?

La respuesta es sí.

Dentro de este gran abanico de características que abruma a padres y profesionales es necesario identificar con precisión los fallos exactos que comete el niño en lectura y escritura. No es lo mismo un niño que tiene dificultades en la vía léxica (ruta que lee la palabra globalmente sin necesidad de descomponerla. Se activa en palabras muy familiares como “mamá”, “coche” o “casa”) que en la vía subléxica (ruta que analiza la palabra letra por letra para acceder a su significado. Por esta ruta suelen leerse las palabras nuevas o poco frecuentes). Tampoco es lo mismo un niño que tienda a fragmentar las palabras a otro que tienda a la inversión de sílabas mixtas. Uno puede tener problemas de comprensión y el otro no. Sí, los dos tienen dislexia, pero no de la misma forma y por lo tanto, no se les administrarán los mismos ejercicios.

Hacer una interpretación minuciosa de los datos de los test de evaluación es esencial. Establecer unos objetivos a trabajar es la parte más crucial del proceso. El camino que tomemos a partir de ahí llevará al niño a evolucionar favorablemente, a rendir, a estudiar y sí, a que no nos volvamos locos con esto de la dislexia.

Free WordPress Themes, Free Android Games